5 consejos para preparar tu piel para el verano

¡Bienvenido verano!

Recibimos el buen tiempo con alegría, pero también listas para tomar todos los recaudos necesarios y cuidar nuestra piel.

¿Por qué es imprescindible poner a punto nuestra piel para el verano?

El crudo invierno hizo que estemos casi completamente tapadas, y con mínima exposición al sol.

Nuestra piel es sensible y no conviene someterla a cambios bruscos sin antes haberla preparado.

Las altas temperaturas, la humedad, los rayos de sol…todo ello afecta.

Para cuidarla no solo debemos exponerla poco a poco, sino también adaptar nuestra rutina para disfrutar de los días cálidos y lucir una piel súper saludable.

Por eso te compartimos nuestros consejos, para que lo hagas de la mejor manera.

5 CONSEJOS PARA CUIDAR DE TU PIEL DURANTE EL VERANO:

1-EXFOLIACIÓN: ¡RENUEVA TU PIEL!

Deja a un lado la piel apagada del clima frío y rejuvenece tu piel para darle elasticidad y permitir que se vuelva más resistente al sol, ¡lista para el bronceado que tú decidas!.

Una buena exfoliación eliminará impurezas y células muertas que quedan luego del invierno, además es el modo perfecto de ayudar a recuperar el brillo y la vitalidad.

2 TIPS:

  • Si vas a depilarte, prepara tu piel algunos días antes con una exfoliación corporal. Intenta no hacerlo el mismo día, ni antes ni después, ya que la piel estará más sensible de lo habitual.
  • Opta por un exfoliante suave que cumpla su objetivo sin irritar la piel. Te recomendamos el Exfoliante Facial a base de Mircoparticulas de Celulosa Vegetal para conseguir una renovación celular de forma suave y eficaz, perfecta incluso para las pieles más sensibles.

 

2- HIDRÁTATE, ¡DE ESTAS 2 MANERAS!

CON AGUA:

Los 365 días del año, pero en verano más aún, ésto no solo ayudará a la circulación de la sangre y a eliminar toxinas, sino que también le dará luminosidad a tu rostro.

CON CREMA:

Además de beber agua, cuando sube la temperatura es necesario usar crema humectante todos los días, ya que la piel suele transpirar más de lo normal y se deshidrata, causando que los poros se dilaten y la producción de sebo aumente.

La mejor opción es una crema hidratante de textura ligera.

  • Para el cuerpo:

Es ideal la Leche Corporal Hidratante con Aceite de Jojoba, que deja una rica sensación aterciopelada, no aceitosa, sobre la piel, al tiempo que retrasa su pérdida de agua.

  • Para la cara:
  1. Si tu piel es normal, te recomendamos la Crema Hidratante Facial con Aceite de Germen de Trigo.
  2. Si tu piel es grasa y tienes temor a que las cremas faciales aumenten su aspecto oleoso, no dejes de probar la Crema Hidratante Facial para pieles grasas. Sus componentes regulan ****la producción sebácea y tienen un efecto ligeramente astringente.

3- PROTECCIÓN SOLAR A TODA HORA

¡Usar protector solar es un hábito del que no puedes prescindir en ninguna estación!

Y en verano más aún… Ya que los rayos ultravioletas (UV) son mucho más potentes durante la época estival.

Es vital usarla porque previene el envejecimiento de la piel y la aparición de manchas.

  • No solo en la playa debes protegerte del sol, hay muchos sitios donde estamos durante horas expuestos a la luz solar sin ser conscientes, como por ejemplo, en las montañas o en la ciudad.
  • Además evita exponer tu rostro al sol durante los horarios más peligrosos, de 11 hs a 15 hs.
  • Si tienes piel seca aplica un protector solar tipo emulsión que colabore con tu hidratación. Si por el contrario tienes piel grasa, usa un protector solar más fluido o en gel, que no dejaran tu piel oleosa.

4- CUIDA TU ALIMENTACIÓN

Los meses de más calor son la época perfecta para aprovechar y comer alimentos más livianos, como las frutas y las verduras, sobre todo aquellas que contienen betacarotenos.

¿Cuáles son exactamente?

  • La mayoría de color anaranjado, como la calabaza, las zanahorias, el albaricoque.
  • También podemos incluir las espinacas, el brócoli, los melones y los espárragos.

Estas frutas y verduras ricas en betacarotenos funcionan como una fuente de antioxidantes naturales, luchando contra los radicales libres que generan el sol, la contaminación, e incluso otros alimentos.

¿Lo mejor de todo?

Ingerirlos con asiduidad mejorara tu piel, aportando brillo, luminosidad y potenciando tu bronceado.

5- CUIDADO POST-SOLAR

Durante el verano es más común que pasemos horas en la playa expuestas al sol, por ello el cuidado post-solar es necesario para dejar nuestra piel limpia y lista para nuestra rutina diaria.

Luego de un día de mar es probable que nuestra piel esté llena de restos de arena, sal y transpiración. Límpiala con un jabón suave y agua tibia para ayudar a que tu piel se relaje y que la crema o gel que apliques después absorba mejor.

La constante exposición al sol y al calor suele dejar irritado tu rostro.

¿Has probado ya el Sérum Calmante Oil Free?

Este actúa como calmante descongestionando la piel y favoreciendo una sensación de confort inmediato.

El verano nos encanta. Nuestro estado de ánimo mejora y la buena energía se siente en el aire.

Lo mejor es que ya puedes despreocuparte, tienes los consejos necesarios para cuidar tu piel de los rayos UV, y mantenerla protegida y radiante los meses que siguen.

Sigue estas recomendaciones y disfruta sin parar de los días de sol que se avecinan.

Y tú, ¿cómo preparas tu piel en el verano?

¿Quieres ser el primero en enterarte de nuestras historias?

¡Suscríbete ahora a nuestra newsletter!

SUSCRIBIRME