Calendario de cuidado facial: ¿cuándo aplicar cada producto y en qué orden?

Tener una buena rutina de cuidado es importantísimo para una piel sana.

Sin embargo, a veces parecen haber tantos pasos que es fácil confundirse. ¿Cuál va primero: la crema o la limpieza? ¿En qué orden se aplican los productos, y cada cuánto? ¿Son todos necesarios?

Por esta razón, hemos creado el calendario de cuidado facial completo para que tengas el paso a paso al alcance de la mano. Una guía clara, sencilla y eficaz.

Guarda este artículo o si estás empezando a cuidarte, comienza por una rutina más básica.

¡El cuidado de la piel no tiene que ser complicado! ⁠

Para el cuidado facial diario, en orden de aplicación:

Paso 1. Una Limpieza Profunda: con Agua Micelar y/o Desmaquillante. 🌿

Una buena limpieza facial es el primer paso. Elimina los restos de sudor, contaminación, maquillaje y sebo acumulado durante el día y la noche.

Tal vez no lo notes día a día, pero a largo plazo, una mala higiene puede generar puntos negros, espinillas, granos y otros problemas cutáneos como el acné, dermatitis atópica y más.

Si no limpias tu cara y quitas esta barrera de suciedad, los siguientes pasos no tendrán efecto: no serán absorbidos correctamente.

Haz la limpieza 2 veces al día. Por la noche, para quitar las impurezas y los restos de maquillaje. Por la mañana, para eliminar el exceso de sebo que se produce durante la noche.

Paso 2. Un buen Tónico para Mejorar la Absorción. 🌿

El complemento necesario para reequilibrar el pH después de haber limpiado tu piel. El tónico quita los restos de maquillaje, impurezas y suciedad que quedan atrapados en los poros y que tu limpiador no consigue eliminar habitualmente.

Cada mañana y noche, pon una cantidad de producto con ayuda de un algodón, deja absorber, evitando el contacto con los ojos. Espera unos momentos a que se seque antes de seguir con la rutina.

Tip Labeau: Para mejores resultados, aplica el tónico dentro de los 2 minutos después de la limpieza.

Paso 3. Cuida tus ojos con una Crema de Contorno de Ojos. 🌿

El cuidado del contorno de ojos es una zona delicada y por eso se cuida de manera específica diferente al resto de la cara.

Incorpórala a tu rutina diaria, día y noche, para notar una piel más iluminada.

Limpia la piel y luego aplica una gota de la crema de contorno de ojos en la cuenca y otra en la sien. Realiza un suave tecleteo de las yemas para favorecer la absorción y prevenir un estiramiento de la piel. Dale 3-4 pasadas y presiona la parte del lagrimal para drenar. No la apliques en los párpados.

Paso 4. Elige un buen Sérum. 🌿

El sérum facial es una fórmula de activos en muy alta concentración. A diferencia de la crema facial que trabaja en la superficie de la piel, el sérum penetra a las células de capas más profundas y trata la piel desde el interior.

Su fórmula es muy potente y por eso es un aliado muy poderoso para el cuidado de tu piel.

Asegúrate de tener tu piel limpia y desmaquillada. Aplica con el goteador una pequeña cantidad en el rostro y masajea con suavidad hasta su completa absorción, por la mañana y por la noche.

Paso 5. Crema Hidratante: el paso imprescindible. 🌿

¿La clave para tener una piel sana?

Hidratar el rostro es el paso imprescindible en toda rutina de cuidado de la piel. Necesitamos de la humedad para mantener la elasticidad y el efecto barrera (impedir que la piel pierda agua y se deshidrate).

Lo mejor es elegir hidratantes con aceites vegetales, ricos en Vitamina E y ácidos grasos, como el aceite de germen de trigo o el de rosa mosqueta.

Paso 6. Protector Solar para Proteger. ☀️

La piel del rostro está expuesta al sol de forma directa durante todo el año. Recuerda aplicar protector solar para prevenir.

1 vez por semana, en orden de aplicación:

Hay ciertos pasos en la rutina de cuidado de la piel que solo se hacen una vez a la semana.

Aprovecha este momento para transformarlo en una actividad relajante y fuera de la rutina. Enciende unas velas, pon música para bailar o para estar tranquila, y hazte un momento de spa en casa.

Paso 1. Exfoliar para una Piel Más Sana. 🌿

La exfoliación elimina el exceso de células muertas acumuladas en la piel que el organismo no puede retirar. Es un proceso que complementa este fenómeno natural y ayuda a que la piel se vea nueva, fresca y luminosa.

Aplícala sobre la piel limpia y extiéndela con movimientos circulares suaves., ayudándote con tus manos o de una manopla. Retira el producto con agua tibia, aplica una crema hidratante y luego protección solar para un mejor resultado.

Prueba la Exfoliante Facial con Aloe Vera y Manteca de Karité y nota la diferencia.

Paso 2. Mímate con una Mascarilla Facial. 🌿

Las mascarillas aportan hidratación, quitan el exceso de sebo y ayudan a que tus poros se vean mejor, tengas el tipo de piel que tengas.

Sobre piel limpia, aplica la mascarilla de forma generosa sobre el rostro, con una brocha o con la yema de los dedos, evitando el contorno de ojos. Deja actuar entre 15 y 20 minutos y aclara con abundante agua y con pequeños movimientos circulares.

¿Has probado la Mascarilla Facial Nutritiva con Manteca de Karité? Mima las pieles más deshidratadas y secas y les devuelve su aspecto más saludable.

Si quieres empezar, prueba el Pack Básico (con Agua Micelar y Crema Hidratante) o el Pack Esencial (Desmaquillante, Tónico y Crema Hidratante).

¿Quieres ser el primero en enterarte de nuestras historias?

¡Suscríbete ahora a nuestra newsletter!

SUSCRIBIRME