Hazte espacio este 2021: cómo ordenarte para recibir el nuevo año

Si quieres llevar el timón del 2021, empieza por aquí.

Ya hemos hablado acerca de los cierres de ciclos en diciembre. De la importancia de mirar hacia atrás y honrar lo que pasó, lo bueno y lo malo.

Ahora, con enero, llega el momento de elegir intenciones. De comenzar el nuevo ciclo con energías renovadas. De hacer espacio para que entren cosas nuevas en tu vida.

Para eso, conversamos con la coach y organizadora profesional Mar Ferré para que te enseñe cómo organizar tu espacio, vaciarte de cargas y recuperar tu bienestar interno para llenarte de ti⁠.

Lo que aprendimos de nuestra conversación con la coach Mar Ferré:

¿Qué hay más allá del orden?⁠

El orden va más allá de lo meramente estético y funcional:

El orden es tomar decisiones. Pueden ser decisiones pequeñas pero que, al profundizar en ellas, revelan miedos y cuestiones más profundas.

El orden se traduce en tiempo. ¿Cuánto tiempo te lleva organizar todo lo que tienes acumulados? O más aún: ¿dónde quieres invertir tu tiempo?

El orden es tomar conciencia. Este hábito, ¿va conmigo? ¿En qué me va a ayudar? ¿Para qué lo estoy haciendo?

Tu estado interior se refleja en tus espacios externos. Por eso, el orden es una herramienta muy potente en cualquier proceso de cambio.

A los cambios los debemos acompañar externamente. Si quieres cambiar de alimentación, por ejemplo, empieza por organizar el espacio de tu cocina. Si quieres cambiar tu rutina de cuidado de la piel, empieza por organizar el baño.

Claves para hacer espacio para lo que quieres en este 2021:

El proceso de hacerse espacio consta de 2 etapas:

1. Decidir qué quieres... y soltar lo que sobra.

Empieza por la pregunta más profunda:

¿Qué es lo que quieres lograr?

Por ejemplo:

"Quiero empezar a cuidarme la piel de manera natural."

Vale, pero ¿qué es para ti “cuidarte”? ¿Qué es para ti “natural”?

Cuando lo bajas a tierra y buscas definirlo aún más es cuando vas por buen camino. Este ejercicio es importante para descifrar exactamente cuál es tu intención: lo que significa para ti puede significar algo diferente para otra persona.

Tienes que estar convencida de que la decisión que estás tomando es correcta para ti y para nadie más.

Si no sabes muy bien qué quieres, tranquila. No estás sola. Es muy fácil saber lo que no queremos porque estamos muy acostumbradas a trabajar el "no". Lo que no quiero. Por eso cuesta poner el foco en lo que sí.

El giro 180 de grados es: céntrate en lo quieres.

Cuando tienes claro qué quieres, empiezas a decidir mejor con qué cosas te quedas y cuáles eliges soltar.

Es normal que en esta primera fase se despierten miedos.

Cuando te enfrentas al cambio, la mente no sabe qué va a pasar… entonces pone excusas:

  • “Me da pena tirar esto…" ¿No es mejor tener una casa llena de alegría, en vez de llena de penas?
  • Si tienes dudas acerca de quedarte o soltar algo, ponte una fecha. Si tienes acumuladas muchísimas muestras cosméticas, no hace falta que las tires ya. Ponlas en una cesta y date 6 meses.
  • No todo es tirar: dona, regala, vende o ¡dale un segundo uso!

Un mantra: Vacío, elijo y suelto.

Esta primera etapa es muy profunda y muy liberadora. Una vez superada esta fase, tendrás espacio para que entren cosas nuevas, más alineadas a la persona que quieres ser.

2. Decidir cómo y dónde guardar las cosas.

Ya te has quedado con lo esencial. Ahora toca decidir dónde y cómo.

Como seres humanos, estamos acostumbradas a ocupar todo el espacio que tenemos disponible. No nos damos cuenta de que ese ruido visual estresa nuestra mente. Por eso:

Algunas recomendaciones prácticas para decidir cómo y dónde guardar en el baño:

  • Deja las superficies lo más despejadas posibles: en la pica del baño, un jabón de manos y ¡nada más!
  • Opta por estantes y cajones.
  • Quita la etiqueta de los productos. Quédate con el frasco.
  • Limita el espacio para evitar acumulación: una cesta con los productos de tu rutina de cuidado de la piel, por ejemplo.

Son pequeños pasos, pero que suman mucho. Ahora te encontrarás en un espacio más relajante, donde puedas escucharte mejor y conectar con tu estado más natural. Sin distracciones, sin miedo y sin cargas y llena de ti.

Cuando tus espacios están alineados con quién deseas ser, es mucho más fácil.

Sentirse bien y cuidarse va más allá de la piel.

Y tú, ¿por dónde empezarás a hacer espacio en este nuevo año?

La conversación con Mar Ferré formó parte del 1º ciclo de ENCUENTROS con mujeres que nos inspiran y nos enseñan día a día sentirnos bien. Ve la entrevista entera aquí.

¿Quieres ser el primero en enterarte de nuestras historias?

¡Suscríbete ahora a nuestra newsletter!

SUSCRIBIRME