Los 5 tipos de piel: descubre cuál es el tuyo y cómo mejor cuidarlo

¿Sabías que existen 5 tipos de pieles?

La piel se clasifica en 5 tipos diferentes, dependiendo de sus características y necesidades: Y cada una de ellas necesita un cuidado diferente.

Existe mucha desinformación con respecto a los tipos de piel y por eso hemos preparado este artículo para que os sirva de guía. Podemos cuidar de nuestra piel cuando sabemos qué es lo que más necesita.

Descubre qué tipo de piel tienes y cómo cuidarla mejor:

1. Piel normal: está en pleno equilibrio.

La piel normal se caracteriza por tener poros pequeños y cerrados, que impiden la formación de impurezas o espinillas. Tampoco tiene descamación ni sensación de tirantez. Aunque presenta un poco de grasa en la superficie, no tiene un brillo aceitoso.

Tienes la piel normal si...

  • es suave al tacto;
  • los poros son muy poco visibles;
  • está bien hidratada.

2. Piel seca; No retiene humedad por la falta de sebo.

La piel seca es áspera al tacto y sufre de descamación con facilidad. Su película de grasa natural es insuficiente, por eso sus poros se ven casi invisibles y se irrita con facilidad. Tiene una sensación de tirantez y tiende a la formación de arrugas y al enrojecimiento en las partes más sensibles.

Tienes la piel seca si:

  • es áspera al tacto;
  • notas tirantez y picor;
  • se enrojece fácilmente.

3. Piel grasa: segrega sebo en exceso

La piel grasa es gruesa y brilla. Si no se cuida bien, pueden presentar puntos negros, originados por la propia secreción de la grasa que se ha oxidado por el contacto con el exterior. Son pieles que no se arrugan con facilidad, porque son más resistentes a los agentes externos que las otras pieles.

Tienes la piel grasa si:

  • Presentas muchos puntos negros;
  • Observas brillos en el rostro;
  • Los poros se ven muy dilatados.

¿Has probado ya el Pack Esencial para Pieles grasas? Contiene la mejor combinación de productos elaborados con principios activos vegetales naturales para limpiar y cuidar la piel grasa.

4. Piel mixta: zonas más grasientas y otras secas

En el rostro, esta piel se manifiesta con una zona ligeramente grasa y brillante, compuesta por la frente, nariz y mentón; mientras que las mejillas y el contorno de los ojos tienen un poco de sequedad. Asimismo, presenta una cierta tendencia a los puntos negros.

Tienes la piel mixta si…

  • Tienes brillos en la nariz, frente y barbilla;
  • Tienes mejillas y sien más secas;
  • Predominan los poros dilatados.

5. Piel sensible: necesita un cuidado exhaustivo

La piel sensible se caracteriza por su alta tendencia a las alergias o irritaciones. Suele producir sensación de tirantez en el rostro si no se trata con los productos adecuados.

Tienes la piel sensible si…

  • Se irrita con extremada facilidad;
  • Se altera ante cambios de temperatura;
  • Aparecen lesiones regularmente.

Prueba el Pack Piel Sensible, perfecto para el cuidado de las pieles más sensibles utilizando principios activos vegetales.

Y tú, ¿qué tipo de piel tienes? Descubre qué productos usar en tu piel con nuestro test de rutina facial personalizada.

¿Quieres ser el primero en enterarte de nuestras historias?

¡Suscríbete ahora a nuestra newsletter!

SUSCRIBIRME