Vitamina C: 5 beneficios para tu piel

Pocos ingredientes son tan eficaces para cuidar de la salud de la piel como la vitamina C:

Aporta luminosidad, atenúa las manchas producidas por el sol y es un antioxidante muy potente.

La vitamina C no discrimina ni por tipo de piel ni por edad. Al encontrarse naturalmente en nuestro cuerpo —y en concentraciones más altas en la dermis y epidermis— esta vitamina es segura para la mayoría de las pieles y se puede aplicar de manera tópica sin sufrir efectos secundarios.

Sin embargo, con el tiempo y acompañado del proceso natural del envejecimiento, los niveles naturales de vitamina C bajan, especialmente si contribuyen otros factores como la exposición a rayos UV o contaminantes y hábitos como el tabaco.

Te compartimos 5 motivos por los que deberías incluir la vitamina C en tu rutina:

1. Reduce las líneas de expresión y arrugas.

La vitamina C puede ayudar a neutralizar los radicales libres que aceleran el envejecimiento inducido por la oxidación y el daño a la piel causado por el sol.

Además, ayuda a reducir las bolsas debajo de los ojos y ojeras. La vitamina C refuerza la piel fina y delicada debajo de los ojos, y sus propiedades antioxidantes ayudan a que se vuelva más elástica.

2. Estimula la producción de colágeno.

La vitamina C es esencial para la producción de colágeno. También ayuda a regenerar las células de la piel, eliminando las células muertas y dejando espacio para las nuevas. Este proceso hace que la piel se vea uniforme y lisa.

Al aumentar la producción de ceramidas y otros lípidos en el cuerpo, la vitamina C ayuda a mantener los niveles de humedad elevados para mostrar una piel más suave y flexible, mejorando la apariencia de las líneas finas.

3. Mejora la textura de la piel y reduce las manchas.

Gracias a sus acciones exfoliantes y antiinflamatorias, la vitamina C puede prevenir y mejorar la aparición de manchas causadas por la exposición a los rayos UV y el proceso de envejecimiento.

Si sufres de hinchazón o hiperpigmentación, puedes usar la vitamina C para minimizar sus efectos. Aplicado de forma tópica y continua, sus propiedades inhiben la producción de melanina de la piel, aquella responsable de que aparezcan manchas.

4. Protege contra los rayos UV.

Al proteger la estructura de la piel, la vitamina C ayuda a limitar la reacción de la piel a los rayos UV que pueden acelerar la oxidación y causar arrugas.

Si te has expuesto demasiado al sol, también puede aliviar los síntomas de la piel bronceada. Como hemos visto, la vitamina C fomenta la regeneración celular y esto es fundamental en el proceso de curar piel quemada.

Atención: esto no significa que puedes usar la vitamina C como reemplazo del protector solar porque no cumplen la misma función. La vitamina C no absorbe los rayos UV, si no que sus propiedades antioxidantes pueden ayudar a proteger contra el daño que producen los rayos UV. ¡Es siempre fundamental aplicar protector solar!

5. Mantiene la piel lisa y reluciente.

La vitamina C tiene una acción exfoliante, eliminando las células muertas de la piel para producir una piel más brillante y uniforme.

Al ser también un gran hidratante, ayuda a que tu piel retenga agua, logrando que se vea y se sienta lisa, previniendo que se seque o se ponga muy oleosa.

La vitamina C es el aliado de una piel hidratada y elástica.

¿Cómo obtener vitamina C?

Puedes disfrutar de los beneficios de la vitamina C comiendo ciertas frutas y verduras, como cítricos, pimiento, kiwi, brócoli, fresas, melón, tomate. Pero esa no es la única manera en la que puedes aprovecharla. La mayoría de las investigaciones dicen que la vitamina C se implementa mejor en su rutina de cuidado de la piel cuando se usa por vía tópica (especialmente en un concentrado como el sérum).

¿Es importante el porcentaje de vitamina C que debe tener mi producto?

No importa tanto el porcentaje de vitamina C que tenga tu producto, si no su forma.

Normalmente los productos sintéticos llevan porcentajes de vitamina C muy altos (entre el 10% y el 15%) porque utilizan ácido ascórbico, pero este no es estable.

En cambio, el ascorbyl glucoside (AG) es la única forma de vitamina C estabilizada que admiten las certificadoras como Ecocert, BioVidasana y Cosmos. Por eso, la fórmula de nuestro sérum natural contiene esta forma de vitamina C.

¿Lista para incorporar la vitamina C en tu rutina de cuidado de la piel?

Súmala a tu cuidado facial con el Sérum Iluminador, elaborado con una fórmula que contiene un ultra-concentrado en Vitamina C de origen natural que aportará brillo y luz al rostro.

No dejes de probar tampoco la Mascarilla Nutritiva con Manteca de Karité, Escualeno Vegetal y Vitamina C. Este cocktail nutritivo te aportará la hidratación que precisan las pieles más secas para recuperar su aspecto saludable.

¡Pruébalos y cuéntanos tu experiencia!⁠⠀

¿Quieres ser el primero en enterarte de nuestras historias?

¡Suscríbete ahora a nuestra newsletter!

SUSCRIBIRME