Envejecemos porque nos oxidamos

No existe una teoría única que explique porqué envejecemos, sino que pueden existir varias causas. Además de los buenos hábitos o de los avances en medicina, la genética juega un papel fundamental en el envejecimiento. Es por este motivo por ejemplo que existen personas longevas en una misma familia y/o región geográfica.

El envejecimiento se acelera cuando existe un desequilibrio entre los radicales libres (los responsables de la oxidacióny nuestras defensas antioxidantes.

Otro dato a tener en cuenta es que los primeros síntomas del envejecimiento del organismo aparecen en el tejido cutáneo, es decir, en nuestra piel. Esto puede variar según la naturaleza de cada persona pero en promedio, a partir de los 35 años, los efectos del envejecimiento se convierten en irreversibles.

En esa etapa, la epidermis (la capa externa de la piel) adelgaza y como consecuencia la piel se seca y aparecen los primeros signos de trastornos de la función barrera de la piel, de cicatrización...La dermis (la capa debajo de la epidermis) se atrofia: pierde elasticidad, firmeza y turgencia mientras que la hipodermis (la capa subcutánea) adelgaza favoreciendo los primeros síntomas de la flacidez de la piel.

El envejecimiento es un proceso metabólico inevitable. El único objetivo entonces que nos debería interesar es paliar los efectos oxidativos de la piel, o mejor aún: prevenirlos.

Medidas para prevenir los efectos oxidativos de la piel:

Lo más importante para evitar el envejecimiento prematuro es evitar el tabaco y las exposiciones abusivas al sol, el estrés, el sobrepeso, hacer actividad física con regularidad y mantener una dieta saludable.

No sirve que solamente cuidemos de la piel. Es importante que nos cuidemos en todas las facetas y que busquemos siempre aquello que nos haga sentir bien.

Envejecer es inevitable. Lo que podemos hacer es cuidar de nosotras y de nuestro cuerpo durante el proceso para ralentizar y llevarlo mejor.  

Celebrar que cada arruga y cada marca es un recuerdo de una vida vivida con conciencia. Mimar nuestra nuestra piel es una forma de darle las gracias.

Por eso, a nivel cutáneo será imprescindible seguir un tratamiento antiedad adecuado. Una buena limpieza y una correcta hidratación son las claves para la belleza del cutis. Sin duda creemos que la cosmética natural y ecológica es tu aliada.

¿Quieres ser el primero en enterarte de nuestras historias?

¡Suscríbete ahora a nuestra newsletter!

SUSCRIBIRME