¿Qué diferencia hay entre los aceites esenciales y los vegetales?

Cada vez más, vemos cómo los aceites cobran protagonismo en el terreno de la salud de la piel. Es que los aceites son los ingredientes clave de la cosmética natural.

Sin embargo, hay muchas dudas, confusiones y preguntas acerca de ellos:

¿Es lo mismo decir aceite vegetal que aceite esencial? ¿Cómo se diferencian? ¿Para qué sirve cada uno?

A continuación, te contamos cuáles son las diferencias principales entre los aceites vegetales y los aceites esenciales, así podrás conocer sus propiedades, beneficios y modos de uso.

Primero lo primero:

No es lo mismo decir aceite vegetal que aceite esencial.

Los aceites vegetales se extraen de alimentos ricos en grasas. Son totalmente naturales y saludables para nuestro cuerpo y muy populares porque no tienen contraindicaciones. Tienen una importancia muy alta dentro del mundo de la cosmética natural.

Entre los diferentes tipos de aceites vegetales cosméticos, se encuentran: el aceite de argán, el aceite de rosa mosqueta, la manteca de karité, germen de trigo.

Los aceites esenciales, en cambio, no son aceites como tal: no están compuestos de ácidos grasos. Son una concentración de la esencia de la planta, que siempre deben diluirse con otros elementos (¡con aceites vegetales, por ejemplo!). Se destacan por ser muy aromáticos y sus propiedades terapéuticas.

Algunos ejemplos de aceites esenciales son el aceite esencial de romero, lavanda, salvia, jengibre, árbol de té, menta.

¿Qué tienen en común?

Lo único que tienen en común los aceites vegetales y esenciales es que ambas son sustancias procedentes de las plantas que aportan muchos beneficios a nuestra piel. Las dos son sustancias de naturaleza lipídica, lo que implica que se pueden mezclar (algo muy habitual, para dosificar la alta concentración de los esenciales).

¿En qué se diferencian? Las 3 diferencias clave:

Los aceites vegetales y los esenciales difieren de 3 maneras importantes:

1. En su composición química:

  • El aceite vegetal está compuesto casi exclusivamente de ácidos grasos, lo que le da una textura más o menos ligera y con más fácil absorción sobre la piel. Dependiendo del ácido graso, tendrá un efecto particular sobre la piel.
  • Los aceites esenciales no son aceites en el sentido químico de la palabra: están compuestos de moléculas aromáticas muy volátiles. El aceite esencial es: una concentración de la esencia de la planta. No contienen ácidos grasos.

2. En sus formas de extracción:

  • Los aceites vegetales se extraen principalmente de frutos secos, semillas y alimentos ricos en grasas. Se obtienen mediante procesos mecánicos (a través de presión en frío o en caliente).
  • Los aceites esenciales se obtienen a través de destilación al vapor de ramas, flores, hojas, cortezas, tallos o incluso raíces. Son extractos de plantas muy eficaces, por eso responden a necesidades, molestias y dolencias específicas. Solo la producen unas plantas específicas y en ocasiones específicas.

3. En los modos de aplicación:

  • Los aceites vegetales se pueden aplicar directamente sobre la piel, el pelo, la cara o mezclarse con otros ingredientes. Son esenciales en la cosmética natural por sus propiedades hidratantes, nutritivas y reparadoras. Algunos ejemplos de cómo puedes usar aceites vegetales incluyen tratamiento antiarrugas, para sanar una piel seca e irritada, para curar labios quebradizos y nutrir cabello opaco.
  • Los aceites esenciales, en cambio, pueden ser tóxicos y necesitan utilizarse con precaución y con conocimiento. No se aplican directamente sobre la piel ni se ingieren. Al ser sustancias muy concentradas, se utilizan en pequeñas dosis con otros ingredientes (aceites neutros, agua…). Los aceites esenciales se usan en aromaterapia, cosmética, perfumería y fitoterapia gracias a sus propiedades terapéuticas. Las formas de usarlo puede ser inhalado (con un difusor) o como tónico.

¿Tienes más dudas respecto a las diferencias entre uno y otro? Conoce nuestros productos cosméticos orgánicos a base de aceites vegetales y descubre tú misma los efectos.

¿Quieres ser el primero en enterarte de nuestras historias?

¡Suscríbete ahora a nuestra newsletter!

SUSCRIBIRME