5 mitos falsos de la cosmética orgánica

Es impactante descubrir los efectos e ingredientes que tienen los productos cosméticos sintéticos.

Afortunadamente, cada vez somos más las que buscamos soluciones en la cosmética orgánica.

Sabemos que esa transición — de la cosmética tradicional y química, a la cosmética natural y orgánica— puede parecer abrumadora a primera vista. Pero no es así. ¡Lo prometemos! Adentrarse en este mundo es un camino fascinante y que te acerca a tu propia salud desde una nueva perspectiva.

Os invitamos a ser curiosos, preguntar e informarse para realmente entender cómo podemos cuidar nuestro cuerpo y lograr una vida más saludable. ⁠

Hoy, compartimos 5 mitos de la cosmética orgánica y explicamos por qué no debes creértelos.

Mito #1: “Natural” y “orgánico” son sinónimos.

Falso.

Los sinónimos son “biológica”, “ecológica” y “orgánica”.

Desafortunadamente la etiqueta “natural” no significa mucho. No existe una definición regulada y eso hace que haya mucha flexibilidad a la hora de usarla.

Un producto “natural” para el cuidado de la piel podría interpretarse de varias maneras. Por ejemplo, que:

  • contiene ingredientes naturales junto con ingredientes sintéticos...
  • contiene ingredientes naturales pero procesados hasta tal punto que ya no se consideran naturales...
  • podría referirse incluso a 1 o 2 ingredientes, mientras que la mayoría de los ingredientes son químicos...

Si bien hay marcas que producen productos naturales reales, ten cuidado al leer las afirmaciones naturales sobre productos de marcas convencionales. Aquí, lo más probable es que se utilice como un término de marketing.

Revisar la lista de ingredientes te permitirá saber si un producto es realmente natural o no, y si necesitas ayuda dínoslo e intentaremos ayudarte. Todo esto puede ser complejo, por eso dedicamos la sección APRENDIENDO a facilitaros todo tipo de información que pueda seros útil.

labeau-organic

Mito #2. La cosmética orgánica es "débil" y no tiene mucho efecto.

Falso.

Sí, los componentes naturales necesitan más tiempo para mostrar su potencial. Es cierto, especialmente en comparación a los cosméticos sintéticos, que tienen concentraciones muy altas de ciertos ingredientes (como la silicona).

Estos últimos dan resultados inmediatos, sí. Pero a corto plazo. Esto se debe a que accionan solo a nivel superficial y sus efectos desaparecen rápidamente si se deja de aplicar.

La cosmética orgánica, en cambio, está llena de nutrientes, antioxidantes, minerales y vitaminas que realmente nutren tu piel. Con tiempo y constancia, notarás los cambios y estarás agradecida de haber hecho el cambio.

labeau-organic

Mito #3: Lo orgánico es más caro.

Falso.

El que busca, encuentra. Es cierto que algunos productos orgánicos pueden costar más, pero no es siempre el caso. Nuestros cosméticos tienen uno de los porcentajes más altos de ingredientes naturales en el mercado y a precio accesible.

Comprar productos orgánicos es una inversión a largo plazo, porque eliges ingredientes de calidad pura.

Todos deberíamos tener acceso a productos de calidad que no dañen nuestra salud, y ahora esa oportunidad existe. Nuestro objetivo es ofrecer cosmética orgánica a un precio accesible. ¿A qué esperas?

labeau-organic

 

Mito #4. Yo misma puedo hacerme mis cremas y tendrán el mismo efecto que los productos orgánicos que compre.

Falso.

Se requiere profundo conocimiento, mucha investigación e incontables pruebas para desarrollar productos cosméticos orgánicos eficaces, sin hablar de la tecnología necesaria para llevarla a cabo.

Si quieres explorar con los ingredientes que tienes en la cocina, ¡adelante! Hay muchas recetas seguras online. (El aguacate y el aceite de oliva son nuestros preferidos para hacer mascarillas capilares caseras.)

Sin embargo, para crear productos cosméticos excelentes, especializados y duraderos, se necesitan ingredientes difíciles de conseguir y un expertise profundo. No expongas tu piel a productos que no son seguros y que puedan dañarla.

Mito #5. Conseguir productos orgánicos es complicado.

Falso.

Solo necesitas investigar un poco para entender los básicos, pero los productos están disponibles y muy accesibles.

Cada vez más, estamos despertando ante los efectos de los productos que aplicamos sobre nuestra piel… ¡y nada nos alegra más!

Deja atrás el piloto automático y pregúntate qué estás poniendo sobre tu piel. Pregunta, aprende, cuestiónate.

Es importante que aprendamos a saber qué consumimos, qué ponemos sobre nuestra piel y qué ingerimos. Que nos eduquemos y podamos elegir las opciones que nos parezcan más seguras y que estén más alineadas a nuestros valores. Reconocer cuáles son los ingredientes, ser capaz de leer una etiqueta y decidir si este es un producto que quieres usar. Eso nos dará un poder enorme como consumidor.

Esperamos haber aclarados algunas de vuestras dudas sobre el mundo de la cosmética natural y orgánica. Si tienes alguna pregunta, ¡no dudes en escribirnos!

Para empezar, prueba nuestro Pack Hidratación Total, una combinación de 3 cremas que dejarán tu piel más saludable que nunca.

¿Quieres ser el primero en enterarte de nuestras historias?

¡Suscríbete ahora a nuestra newsletter!

SUSCRIBIRME