Experiencias Labeau Organic: Iraitz

Compartimos la experiencia y testimonio de Iraitz (30 años) de Mutriku, un precioso pueblo de la costa guipuzcoana

 

1) ¿Cómo conociste Labeau Organic?

A través de las redes sociales. Vi que cada vez más gente hablaba maravillas sobre la marca y me animé.

2) ¿Es la primera vez que utilizas productos de cosmética orgánica? ¿Por qué los elegiste?

Previamente había usado otras marcas donde la hidratante, por ejemplo, era en forma de aceite. No me iba mal pero la textura no acababa de encajar conmigo. Es por eso que decidí probar con vosotros.

3) ¿Notas diferencias con los productos de cosmética "tradicionales"? ¿Cuáles?

Abismal!! Siempre he padecido de descamación y rojeces, sobre todo al lado de la nariz y la zona del bigote.

No creía que nada me lo fuera a eliminar pero, ¡que equivocado estaba! En más de medio año que llevo con Labeau Organic, os juro que el problema esta completamente bajo control y ¡por fin puedo dejar crecer mi barba!

4) ¿Qué producto/s has probado y qué es lo que más te gusta de él/ellos?

He probado toda la gama. Y ¡me quedo con todo! Pero si algo he de destacar son el Agua Micelar y el Sérum. El primero, porque es muy fácil de usar, sobre todo cuando ya te han dado las tantas y no te apetece mojarte la cara, y de verdad, que la diferencia a la mañana siguiente se nota.

Y el Sérum ha sido la solución a mis problemas de piel. Se absorbe al momento dejando una sensación muy agradable en la piel y ¡se nota su efecto!

 

5) ¿Qué significa para ti “sentirse bien”?

Me siento bien cuando estoy tranquilo y en calma y cuando mi piel lo refleja. Soy de los que cree que todo va en consonancia, cuerpo y alma. Cuando uno de los dos va mal, el otro lo refleja pero si ambos funcionan bien, no sé, se le nota a la persona ese algo especial. Un brillo inusual (y cada vez mas difícil de ver).

6) ¿Cómo es tu rutina de belleza? ¿Nos puedes contar tu paso a paso para cuidar tu piel por la mañana y por la noche?

Por las mañanas, en la ducha, me limpio la cara con el gel to milk, y tras secarme, uso el tónico para después terminar con la hidratante de Germen de Trigo. Por las noches, según como ande de tiempo vuelvo a lavarme la cara con el gel to milk o utilizo el agua micelar. Después aplico unas gotas del sérum y termino con la crema de Rosa Mosqueta.

Una vez a la semana, además, procuro aplicarme la mascarilla.

¿Quieres ser el primero en enterarte de nuestras historias?

¡Suscríbete ahora a nuestra newsletter!

SUSCRIBIRME