¿Piel joven o madura? Conoce la edad de tu piel y cómo cuidarla

La piel es un órgano que cambia constantemente y, por ello, también cambia la forma de cuidarla.

Hoy te contamos cómo identificar si tu piel es joven o madura, cómo tratarla y las recomendaciones a tener en cuenta más allá de la cosmética para tener un rostro radiante y saludable.

Pieles jóvenes: ¿cómo identificarlas?

La piel joven se ve más suave, luminosa y tersa gracias a la renovación celular constante y a que la síntesis de proteínas de sostén funciona de manera óptima.

El problema más frecuente con la piel joven es el exceso de la producción de sebo, que puede desarrollarse en acné.

Recomendaciones cosméticas para cuidar de una piel joven

Como la piel joven se ve naturalmente muy bien, parece que no hay mucho por hacer. ¡Error! Este es el momento para instaurar buenos hábitos de higiene de la piel.

Nuestras recomendaciones son:

  • Elige productos con fórmulas ligeras. Además, no dejan brillo sobre la piel.
  • Limpieza. Por la mañana, limpia tu rostro para quitar las secreciones nocturnas del rostro. Por la noche, para retirar los restos de maquillaje y contaminación. Prueba nuestra Agua Micelar con extracto de Aloe y Jengibre.
  • Exfoliación. Exfoliar tu rostro 1-2 veces por semana elimina las células muertas y limpia los poros. Ayudará a que los productos posteriores se absorban con más facilidad y para prevenir el acné.
  • Hidratación. Es fundamental hidratar tu piel a diario, ¡incluso si tienes una piel grasa o con tendencia al acné! Nuestra Crema Hidratante facial con aceite de germen de trigo es tu aliada ideal.

Pieles maduras: ¿cómo identificarlas?

Generalmente se habla de una piel madura a partir de los 35 años. Sin embargo, cada piel es diferente y no hay una edad exacta para determinar la transición.

Con el tiempo y de manera natural, el metabolismo de las células se ralentiza y empieza a mostrar sus efectos. Además, factores internos y externos —como la contaminación, el estrés y otros— también aceleran el envejecimiento.

Los signos de una piel madura son:

  • Piel seca y deshidratada
  • Aparecen las arrugas
  • Tono más apagado
  • Menos firmeza
  • Manchas
  • Piel reactiva

Recomendaciones cosméticas para cuidar de una piel madura

Los hábitos instaurados durante la piel joven se mantienen —y profundizan— en esta etapa.

  • Limpieza diaria, siempre por la mañana y la noche.
  • Exfoliación con mayor frecuencia. Para eliminar las células muertas, estimular la renovación celular, suavizar la superficie cutánea, activar el flujo sanguíneo e iluminar la piel.
  • Sérum. Aplica un sérum reparador para estimular la energía de las células y los mecanismos de defensa renovando su energía vital y luminosidad cutánea.
  • Hidratación ¡siempre! Uno de nuestros productos estrella es la Crema Antiarrugas con Aceite de Rosa Mosqueta, especialmente dedicada al rejuvenecimiento de la piel.

Nuestro rostro refleja nuestra historia

La transición a una piel madura es inevitable y no tiene por qué ser motivo de estrés. Por el contrario: nuestra piel es reflejo de nuestra vida y de lo que hemos vivido. La piel guarda esos recuerdos.

Pensamos en el envejecer como un proceso noble y natural. Algo por lo cual estar agradecidas. Algo que honrar.

El secreto para tener una piel radiante es mantener una actitud positiva. Al final, ¡tenemos la edad que sentimos!

Y por último...

Basics para cuidar tu piel, más allá de la cosmética

La rutina de cuidado de la piel solo funciona si se lo complementa con hábitos de vida más sana. Eso incluye:

  • Protegerse de la radiación UV
  • No gesticular en exceso
  • Dejar de fumar
  • Beber al menos 2 litros diarios de agua
  • Alimentación sana, variada y equilibrada
  • Descansar lo suficiente
  • Practicar deporte
  • Evitar el estrés

Una piel saludable es reflejo de un estilo de vida saludable.

Porque lo natural es sentirse bien.

Nuestro Pack Supreme lo tiene todo para una piel sana: Sérum reparador, Agua micelar, Crema antiarrugas y Tónico facial. ¡Pruébalo ya!

¿Quieres ser el primero en enterarte de nuestras historias?

¡Suscríbete ahora a nuestra newsletter!

SUSCRIBIRME