1. Primero aplica el Agua Micelar con extracto de Aloe Vera y Jengibre sobre un algodón y deslizar suavemente sobre el rostro, incluidos ojos y labios. Una limpieza suave y eficaz, que calma la piel del stress diario y minimiza las rojeces y procesos inflamatorios. No es necesario aclarar.
    2. A continuación aplicar el sérum en el rostro, utilizando el dosificador para extraer una pequeña cantidad, a continuación realiza un suave masaje en tu piel hasta su completa absorción.
    3. Finalmente extiende en el rostro la Crema Well Aging con un suave masaje hasta su completa absorción.