1. Primero aplica el Agua Micelar con extracto de Aloe Vera y Jengibre sobre un algodón y deslizar suavemente sobre el rostro, incluidos ojos y labios. Una limpieza suave y eficaz, que calma la piel del strees diario y minimiza las rojeces y procesos inflamatorios. No es necesario aclarar.
  2. Segundo aplica en el rostro, con el goteador, una pequeña cantidad con un suave masaje, mañana y/o noche, hasta su completa absorción. 
  3. Tercero ponte la mascarilla de forma generosa, con una brocha específica o con la yema de los dedos, sobre el rostro (evitar el contorno de los ojos) y el cuello con un suave masaje. Una vez el rostro esté cubierto dejar actuar entre 15 y 20 minutos y aclarar con abundante agua y con pequeños movimientos circulares. Es recomendable utilizar la mascarilla facial una o dos veces a la semana. 
  4. Para finalizar hidrata, regenera, reduce y previene todos los signos del envejecimiento, con la Crema Antiarrguas con Rosa Mosqueta.