Recomendamos limpiar siempre la piel como paso inicial de tu rutina de belleza, (puedes hacerlo con nuestra agua micelar) y a continuación, aplicar el sérum en el rostro, utilizando el dosificador para extraer una pequeña cantidad, a continuación realiza un suave masaje en tu piel hasta su completa absorción. Puedes repetir tu rutina mañana y noche para una acción más completa.

 A continuación aplica tu crema hidratante como de costumbre, te recomendamos utilizar nuestra crema hidratante con aceite de Germen de Trigo o nuestra crema Antiarrugas con Aceite de Rosa Mosqueta.