¿Cuál es la mejor rutina de cuidado para una piel sensible?

Muchas no conocemos los ingredientes que componen la mayoría de los cosméticos sintéticos.

Afortunadamente, somos cada vez más las que nos educamos para conocer qué alternativas existen.

Y la cosmética orgánica es la alternativa que buscas, especialmente si tienes una piel sensible.

La cosmética orgánica es ideal para pieles sensibles y atópicas.

Al estar compuesta de ingredientes naturales, como aceites vegetales, tu piel asimila los productos orgánicos perfectamente.

Además, utiliza menos ingredientes que las alternativas sintéticas. Esto es clave a la hora de cuidar una piel sensible, donde la regla de oro es: menos es más. Menos ingredientes, menos posibilidades de reacciones tópicas.

 

¿Qué es la piel sensible? Cómo identificar una piel atópica

Una piel sensible o atópica es aquella que padece alguna o varias condiciones de la piel: rojeces, irritación, sequedad, inflamaciones o desórdenes más complejos como psoriasis, rosácea, eczema y acné.

La cara, las manos y los labios son las áreas donde más se nota una piel sensible.

¿Cuáles son las causas de la piel sensible?

Son muchos los factores que pueden desencadenar reacciones en la piel, y no siempre se conocen las causas específicas. Varían desde factores ambientales, niveles de estrés, gestión emocional, variables hormonales…

Y por supuesto, lo que aplicamos sobre la dermis. Muchos productos cosméticos contienen ingredientes agresivos, como sulfatos, parabenos, siliconas, fragancias y petrolatos.

Qué tener en cuenta a la hora de cuidar la piel sensible:

Si tienes la piel sensible, sabes lo frustrante que puede ser cuidarla.

  • Simplificar es la clave. Recuerda: menos es más. En vez de añadir productos a tu rutina, quítalos. Intenta eliminar ingredientes irritantes y leer las etiquetas de ingredientes con atención. Si simplificas tu rutina y eliges productos orgánicos y no tóxicos, verás que tratar tu piel sensible será posible.
  • Hidrátate. Lo que más ayuda a nuestra piel es estar siempre hidratada, por dentro y por fuera. Bebe al menos 2 vasos de agua antes de salir de casa y antes de dormir. Y para hidratar tu piel, elige productos amables que calmen y alivien tu piel.

Para ayudarte, hemos preparado esta lista con los mejores productos orgánicos para cada etapa del cuidado de tu piel sensible:

Los mejores productos orgánicos para el cuidado de tu piel sensible:

Atención: Antes de incorporar un producto nuevo, haz un test en la piel en una parte pequeña y comprueba que no hay ninguna reacción dentro de las 24hs siguientes.

Limpieza

El paso fundamental para eliminar la suciedad y el exceso de sebo sobre la piel. Las pieles sensibles harían bien en no hacer más de 2 limpiezas al día, con agua tibia (nunca agua caliente, porque causará irritación) y evitar jabones agresivos o con mucha fragancia.

Opta por una opción más amable, con ingredientes calmantes como el aloe vera o la camomila.

Producto recomendado > Agua Micelar con extracto de Aloe y Jengibre.

Tónico

Un buen tónico calmante es un aliado de la piel sensible, porque además de hidratarla, la deja fresca y limpia. Procura que no tenga ingredientes secantes (como el alcohol, ácidos o fragancias).

Producto recomendado > Tónico Facial Triple Acción con extracto de Aloe Vera.

Sérum

A la hora de elegir un sérum, busca opciones elaboradas específicamente para pieles sensibles y propensas a sufrir irritaciones.

Los sérums compuestos por ingredientes naturales son la mejor opción, porque facilitan la asimilación dérmica y preparan la piel para una mejor absorción de los productos posteriores.

Producto recomendado > Sérum Calmante Oil Free.

Hidratación

La piel sensible suele ser más seca de lo normal. Por eso, una buena hidratante es esencial en el tratamiento de una dermis atópica.

La hidratación es fundamental para mantener la piel sana, recuperar su función de barrera y lograr una apariencia nutrida al mismo tiempo que aliviar la piel. Busca una crema hidratante sin fragancias, preservantes o ingredientes irritantes.

Producto recomendado > Crema Hidratante Facial con Aceite de Germen de Trigo.

Mascarillas

Las mascarillas nutritivas son el plus de hidratación que las pieles sensibles necesitan para recuperarse. Aplica una mascarilla por semana para calmar tu piel y quitar impurezas, sin irritarla.

Producto recomendado > Mascarilla Facial Nutritiva con Manteca de Karité.

Exfoliación

La exfoliación elimina las células muertas de la superficie de la piel y la deja fresca y renovada. Las pieles sensibles generalmente reaccionan mucho a las exfoliaciones si están compuestas por ingredientes sintéticos y agresivos. Asegúrate entonces de elegir un exfoliante natural, no tóxico y suave.

Sugerimos exfoliar 1 vez a la semana como máximo. Si todo va bien, puedes aumentar la frecuencia gradualmente.

Producto recomendado > Exfoliante Facial a base de Micropartículas de Celulosa Vegetal.

Puedes cuidar tu piel sensible con los productos correctos.

Sí, es posible cuidar tu piel sensible. Procura elegir productos que ayuden a que la barrera de tu piel recupere su función, e incorpora ingredientes antiinflamatorios que alivien y calmen tu piel.

Prueba el Pack Piel Sensible > Perfecto para el cuidado de las pieles más sensibles utilizando principios activos vegetales. Está compuesto por 3 productos indispensables en tu rutina diaria: Agua Micelar, Sérum Calmante y Crema Hidratante.

¿Quieres ser el primero en enterarte de nuestras historias?

¡Suscríbete ahora a nuestra newsletter!

SUSCRIBIRME